Dicen que todo tiempo pasado fue mejor, algunos coincidirán, otros puede que difieran, sin embargo en materia gastronómica se puede lograr consenso ya que una veintena de mujeres de la comuna de Curaco de Vélez pudieron ser parte de un atrayente taller que recorrió los más diversos tipos de alimentos que nuestros abuelos y padres nos hacían disfrutar como el pan de cada día.

Gracias al apoyo de INDAP y el municipio local se gestionó dicha actividad, que en base a varias jornadas, se entregaron una serie de conocimientos pero fundamentalmente se logró revivir “la vieja cocina” que a pesar del paso de los años, no ha perdido vigencia ni menos su exquisito sabor.

Cristian Vidal del Programa de Desarrollo Territorial Indígena PDTI dijo que se alcanzaron los objetivos trazados que mezclaban la experiencia con la juventud permitiendo con ello rescatar y fortalecer productos que en algunos casos están perdiendo protagonismo, algo que es entendible por las ofertas del mercado que difieren en muchos casos con una sana alimentación.

Para llevar con éxito dicha instancia, se contó con los servicios profesionales del destacado Chef Carlos Oyarzun, quien no pudo ocultar el orgullo por sus “alumnas” que según sostuvo, demostraron que la experiencia unido a las ganas de aprender pueden conseguir buenos resultados, recordando de paso las costumbres de la mesa ancestral que en particular han marcado pautas en la comuna de los cisnes.

A nombre de las usuarias favorecidas Tatiana Mansilla agradeció en primer término a las instituciones que permitieron dar cabida a decena de mujeres que lograron con entusiasmo enriquecer sus conocimientos y que mejor si se logra en un grato ambiente.

No se descarta repetir esta actividad que viene a poner en relieve la importancia de la rica gastronomía ancestral.

Por rrpp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *