Alcaldesa Yáñez destaca avances en la segunda etapa de restauración de la iglesia de Huyar Bajo

Las faenas de conservación del templo curacano están a cargo de la Fundación Iglesias Patrimoniales de Chiloé con apoyo de la comunidad y el Municipio Local.

Un avance de obra de un 75 % tiene a la fecha la segunda etapa de restauración de la iglesia de Huyar Bajo en la comuna de Curaco de Vélez. La alcaldesa Javiera Yáñez Rebolledo destacó que los trabajos de preservación de este antiquísimo templo, no solo les darán un nuevo rostro a la infraestructura, sino que también otorgarán un impulso al desarrollo turístico del sector.

Las faenas que se efectúan en este templo rural están siendo ejecutadas por la Fundación Iglesias Patrimoniales de Chiloé con apoyo de la comunidad y el Municipio Local, y cuentan con financiamiento público de $69 millones de parte del Fondo del Patrimonio convocatoria 2020 del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

En la actualidad el proyecto se encuentra en la fase de instalación de revestimiento exterior, lo cual ha sido trabajado en la modalidad de minga, con aportes de los propios vecinos, además de alumnos de una escuela de carpinteros de la comuna de Ancud quienes se suman los viernes y sábados en la tarea de instalación de tejuelas.

Al respecto, la alcaldesa Javiera Yáñez resaltó que una obra de estas características viene a recuperar de manera significativa una construcción icónica, muy querida y utilizada por las vecinas y vecinos, y también visitada por los turistas.

“Estamos muy contentos porque esta intervención brindará una nueva cara a la iglesia de Huyar Bajo y fomentará el turismo de la zona. Por eso como municipalidad y concejo municipal valoramos enormemente el esfuerzo de la comunidad y la fundación que está a cargo del proyecto, quienes han puesto todas sus energías en esta importante obra de preservación patrimonial, la cual no solo se trata de una estructura religiosa de madera con un valor histórico, sino que de un lugar de encuentro que reúne a los vecinos de la comuna, por eso es vital su restauración”.

Desde la Fundación Iglesias Patrimoniales de Chiloé, la arquitecta Katherine Araya, detalló que las labores consideran la restauración del lado oeste del recinto, las cuales incluyen la incorporación de un muro de contención para impedir deslizamientos de tierra desde un cerro colindante al inmueble y, por otra parte, la reparación del mismo tabique de la fachada izquierda, todo lo cual era muy necesario para resguardar la infraestructura patrimonial.

“Estamos reemplazando los pies derechos, instalando una placa estructural de encamisado y además reemplazando todo el revestimiento exterior por nuevas tejuelas de alerce, ya que las anteriores estaban muy deterioradas. Los trabajos se iniciaron en el mes de diciembre de 2021, previamente se realizaron algunos movimientos de tierra para la creación de un muro de contención, se adaptó la instalación de faena y preparación de enfierraduras, moldaje y finalmente el hormigonado que culminó esta primera quincena de marzo”.

Es preciso señalar que la iglesia de Huyar Bajo fue construida en el año 1818 y su primera restauración se llevó a cabo entre 2016 y 2018, donde se restauró el piso, la culata y sus ventanas.