Directorio Telefónico | Formulario de Contacto | Twitter | Facebook | Transparencia Activa | Corporación Municipal

CURACO DE VÉLEZ CELEBRÓ EL DÍA DEL PATRIMONIO CULTURAL RECONOCIENDO A UN FABRICANTE DE HERRAMIENTAS Y A LAS REZADORAS TRADICIONALES DE LA COMUNA

0

Con reconocimientos a las rezadoras, rezadores y a un carpintero de ribera y constructor de herramientas, en Curaco de Vélez se celebró el Día del Patrimonio Cultural 2021.

Así lo dio a conocer Patricia García, encargada de la Oficina de Cultura de la Municipalidad de Curaco de Vélez, quien explicó que producto de la pandemia hubo que idear una forma distinta de destacar este año el patrimonio cultural comunal y desde el municipio se resolvió reconocer a hombre y principalmente mujeres que prestan servicios espirituales en sus comunidades: las rezadoras tradicionales de la comuna.

“Destacar el servicio de las rezadoras, que lo hacen desinteresadamente y llegan hasta donde los curas no pueden llegar y son justamente las rezadoras las que llevan un poco de alivio a las personas en momentos de gran dolor, como es la pérdida de un ser querido o en otras circunstancia que no tienen relación con el fallecimiento de una persona. Son un patrimonio vivo que aún tenemos en la comuna y que son dignas de destacar”, dijo la funcionaria de la Municipalidad de Curaco de Vélez, quien añadió que en esta ocasión se reconoció a 19 rezadoras y rezadores, las más antiguas y los más antiguos de la comuna, pues según indicó hay una nueva generación de rezadoras que ha heredado esta tradición.

La encargada de la Oficina de Cultura de la Municipalidad de Curaco de Vélez explicó que este homenaje y reconocimiento se hizo en las casas de algunas rezadoras y a otras se les reunió en pequeños grupos en Palqui, Curaco de Vélez urbano y en Huyar Alto.

El ingenio de Don Orlando Mansilla Zúñiga.

Por otro lado en este Día del Patrimonio Cultural en Curaco de Vélez se reconoció a Don Orlando Mansilla Zúñiga, de 88 años de edad y que ha vivido toda su vida en la comunidad de Huenao.

A él se le distinguió pues a lo largo de su vida y a través de diversos oficios, ha cultivado lo mejor de Chiloé, poniendo su ingenio y trabajo al servicio de su comunidad.

Él fue carpintero de ribera, herrero, fragüero y se le recuerda con especial admiración por haber contribuido en la construcción de la primera balsa para cruzar el Canal Dalcahue, embarcación de madera, que obviamente se levantó a pulso.

Él construyó máquinas para trillar, prensas para hacer chicha, aventadoras, ruedas de rayo, carretas y múltiples herramientas para trabajar la tierra, hoy considerados artilugios, como lo destaca también Patricia García.

“Quisimos visibilizar la labor que realizó Don Orlando Mansilla, quien cuando era joven fabricó herramientas, como gualatos, prensas para majar: todas las herramientas que se necesitaban en el campo él las fabricaba; herramientas que hoy en día son consideradas artilugios, pues hoy en la práctica no se utilizan producto de la mecanización. Además él colecciona las herramientas que fabricó”, señaló por último la encargada de la Oficina de Cultura de la Municipalidad de Curaco de Vélez.

fotter