Directorio Telefónico | Formulario de Contacto | Twitter | Facebook | Transparencia Activa | Corporación Municipal

COMO UN BERRINCHE IMPRESENTABLE CALIFICÓ LA MUNICIPALIDAD DE CURACO DE VÉLEZ LA RESPUESTA DE LA EMPRESA DE TRANSBORDOS DEL CANAL DALCAHUE A LA FISCALIZACIÓN A LA QUE FUE SOMETIDA ESTE VIERNES

0

Organismos públicos fiscalizaron sólo una barcaza y la empresa decidió paralizar todas, dejando aislada a las comunidades de Quinchao y Curaco de Vélez.

La Municipalidad de Curaco de Vélez valoró la fiscalización que organismos públicos hicieron este viernes al funcionamiento de los trasbordadores que operan en el Canal Dalcahue y a la vez lamentó la respuesta de una de las empresas fiscalizadas, que en un aparente gesto de represalia, interrumpió todos sus servicios, en circunstancia de que sólo se fiscalizó una nave.

Cristian Vidal, administrador municipal y alcalde subrogante de Curaco de Vélez, calificó la situación como un berrinche de la empresa ante una fiscalización de organismos como La Armada y la Dirección del Trabajo, que además fue solicitada esta semana por la Asamblea Social del Archipiélago de Quinchao a autoridades de gobierno. “Me comuniqué directamente con el gobernador y me señaló que efectivamente se realizó una fiscalización para ver las condiciones de las barcazas, principalmente sus condiciones sanitarias y su funcionamiento, pero solamente se trató de una sola barcaza, ante lo cual los dueños de las barcazas tomaron la decisión arbitraria de sacar todos los buques del Canal Dalcahue, lo cual trajo un problema bastante grave de conectividad”, señaló Vidal, quien añadió que por cerca de una hora no hubo servicios de trasbordadores en el Canal Dalcahue.

“Este tipo de berrinche están demás y son una falta de respeto a la comunidad que usa y paga por el servicio. Hacerles esto a los habitantes de la Isla de Quinchao es lamentable, pues no puede ser que no podamos salir y estemos presos en nuestra isla”, dijo también el administrador de la Municipalidad de Curaco de Vélez quien añadió que no puede ser que como represalia a una fiscalización de organismos competentes, la empresa fiscalizada castigue a toda una comunidad dejándola sin conectividad.

“No puede ser que por fiscalizar una barcaza, el empresario tome  represalias y deje sin conectividad a la isla de Quinchao. Se supone que es una fiscalización en la que debe tener todo en orden, por lo que consideramos que es una falta grave el que deje sin conectividad a toda la isla”.

Para Vidal se trata de un hecho grave, que se puede volver a repetir y que tiene muy preocupado al alcalde de Curaco de Vélez, Luis Curumilla. “Él me ha pedido expresamente que veamos cada una de las alternativas para solucionar esto, pues la gente de Quinchao, de la comuna de Curaco de Vélez sufre esto y ha sufrido permanentemente, pero hoy en día se ha acentuado más y nadie nos da la seguridad de que esto no sea un hecho de todos los días”, dijo finalmente el administrador municipal, quien en relación al tema de fondo indicó que espera que esta fiscalización signifique mejorar el servicio de transbordo en el Canal Dalcahue, pero que para ellos se requiere de la colaboración y cumplimiento de las normas por parte de las empresas que operan en el Canal Dalcahue y no de actitudes en contra de su mismo pueblo.

 

fotter